Autor: Daniel Villalobos

Animal acorralado

Pero la cantidad no contaba, sino el tiempo sagrado. La caza continuaría hasta que los sacerdotes dieran la señal de regreso.  Julio Cortázar, «La noche boca arriba» Al final, somos animales. Nos gusta decirlo...