¿Qué estás leyendo?

Escritora chilena.

Hace casi un siglo, cuando la palabra autoficción no circulaba ni por si acaso, hubo un chileno que escribió una novela donde tensionaba al máximo lo biográfico y lo ficticio. Aunque el libro tiene más valor testimonial que literario y está escrito con un estilo engolado y melodramático, resulta delicioso leerlo. Quizás porque el autor y protagonista es Gustavo Balmaceda Valdés, exmarido de Teresa Wilms Montt, sobrino del Presidente Balmaceda, pariente de diputados, políticos, jueces y autoridades económicas, celópata rabioso, oveja negra del clan. En las cuatrocientas y tantas páginas de la novela no deja de hablar del choque entre el conservadurismo de cuna y la sensación permanente de ser excluido por los suyos. Otros dos ejes del libro: la incomprensión familiar desde la infancia y el desastre conyugal. Ambos vinculados por una palabra, fracaso, que se repite hasta el cansancio en la novela y en su vida, y que responde claramente a la visión que el protagonista tiene de sí mismo: «… un ser aislado, perseguido, mal querido de todos». Una historia puertas adentro, chismosa y resentida de la Historia con mayúsculas.

Gustavo Balmaceda Valdés, Desde lo alto, Santiago, Imprenta Universitaria, 1917

Puedes continuar con...