¿Qué estás leyendo?

Barthes define el mito como un sistema de comunicación, como un mensaje. Me fascina su idea de que todo puede ser un mito, de que cada objeto del mundo puede pasar de una existencia muda a un estado oral, a una apropiación de la sociedad. Barthes analiza de manera hilarante una serie de mitos que ha detectado en su entorno, sobre el automóvil, la publicidad, el deporte, el vino, el bistec y las papas fritas. Hace una revisión muy precisa y certera de los lugares comunes en que caemos al hablar de ciertas entidades. Recomiendo este libro a los amantes del lenguaje y sus fenómenos.

Roland Barthes, Mitologías, séptima edición, Ciudad de México, Siglo XXI, 2016.

Puedes continuar con...